5 claves para optimizar sistemas de trabajo

El aumento de la competencia en el mercado ha obligado a las empresas a mejorar sus procesos de trabajo y optimizar el tiempo de los trabajadores para ser más eficientes.

Cada vez más el crecimiento del negocio es el resultado de un esfuerzo colectivo que solo se puede lograr si el vínculo entre el empleador y los empleados es claro.

A continuación os ofrecemos 5 claves que te ayudarán a ello:

1.- Involucre a su personal 

Para involucrar al equipo en la empresa y sus resultados es necesario una comunicación interna potente, herramienta fundamental cuando hablamos de equipos. Básicamente hay tres elementos que motivan a una persona: dinero, reconocimiento y formación.

2.- Prueba y seguimiento

Las tecnologías están para facilitarnos la comunicación  y  ayudarnos a llevar el seguimiento del equipo humano (y debemos aprovecharlas), pero siempre debemos recordar que la comunicación cara a cara es insustituible por las tecnologías de la información y un buen líder tiene que saber cuándo es necesaria una conversación directa.

 3.- Capacite a sus empleados

Capacitar a los empleados es probablemente una de las mejores maneras de lograr que aumenten su productividad y llevar a la empresa a tener mejores resultados en cuanto a metas y objetivos.

Además, también ayudas a que todos los integrantes de la organización se sientan motivados, valorados y dispuestos a ponerse la camiseta.

 

 4.- Proporcione las herramientas adecuadas

Un gestor de tareas te ayudará a asignar tareas a uno o varios trabajadores, recordar qué tienes que hacer, o qué te gustaría hacer en un futuro. Además, puedes dividir por departamentos, personas y proyectos para tenerlo más organizado. Es una herramienta imprescindible si quieres llevar el control de qué está pasando en tu negocio y de lo que quieres que pase.

 5.- Mantenga abiertos los canales de comentarios

Actualmente el mundo gracias a Internet está totalmente conectado entre sí, tenemos toda la información a nuestro alcance y absolutamente todo el impacto que puede generar un evento o un suceso se mide por las reacciones que se crean en la red.

Esto hace que las empresas se encuentren en la obligación de gestionar las redes sociales y ampliar su alcance sobre la mayor cantidad de usuarios potenciales que puedan adquirir sus productos o servicios.

Además, todas las plataformas sociales se están encaminando hacia la conversión llegando a establecer enlaces directos a la compra o contratación. Uno de los ejemplos más claros los podemos encontrar en Facebook e Instagram que actualmente tienen un sistema de compras por etiquetas. 

¿Has probado ya alguna de estas técnicas? Cuéntanos qué tal te han funcionado. 

Mayte

 

Usamos cookies en nuestro sitio web para brindarle la experiencia más relevante recordando sus preferencias y visitas repetidas. Al hacer clic en "Aceptar", acepta el uso de TODAS las cookies.